septiembre 1, 2017

Cerrajería: La importancia de la labor de asesoramiento en la instalación de cerraduras

La labor principal de un cerrajero es abrir puertas y reparar cerraduras. Al menos eso es lo que se tiene como cierto. No obstante, el mercado de la cerrajería ha cambiado, así como también los entornos en los que estos cerrajeros se desenvuelven. Consecuentemente, las necesidades de los clientes han evolucionado considerablemente. Por tal razón, la mayoría de los cerrajeros deben ser asesores profesionales de cerraduras de seguridad, más allá de cualquier otra labor.

Las estadísticas son desalentadoras

Los datos no mienten. Según estimaciones, el 80% de los hogares en España pudieran ser violentados en cuestión de minutos. Todo esto debido a que no cuentan con un sistema de seguridad que les proteja de los abusadores. La razón de esta inseguridad es que las cerraduras que utilizan la mayoría de los hogares no están aptas para la realidad actual, sino que se trata de sistemas obsoletos o fáciles de abrir.

De hecho, se calcula que el 72% de estas cerraduras pueden ser abiertas en 2 minutos o menos por cualquier aficionado. En internet existe contenido de sobra que aconseja y orienta sobre cómo abrir este tipo de cerraduras. Y aunque están destinados a un entorno didáctico y para ayudar a las personas que sufran un problema con sus propias cerraduras, estos contenidos caen fácilmente en las manos incorrectas. La solución es, desde luego, migrar a sistemas más seguros.

Asesorar antes de instalar: un principio ético del cerrajero

Como informan desde MH Cerrajeros, antes de instalar cualquier cerradura para un cliente, un cerrajero debe asesorar y consultar a los propios clientes acerca de su situación actual de seguridad y sus necesidades de seguridad para el futuro inmediato. Y es después de eso cuando se procede a sugerir una buena cerradura y a instalar cualquier nuevo sistema.

En el caso moderno, la mayoría de los cerrajeros concuerdan en que la asesoría siempre debe ir, en el caso de los hogares, en la migración de las cerraduras actuales a las cerraduras con tecnología antibumping, que eliminan de un tirón todo el riesgo que ocurre de ser violentadas. El método antibumping elimina el riesgo de aperturas violentas, y sólo un profesional de la cerrajería estaría capacitado técnicamente para abrirlas. Pero todo bajo consentimiento de los propios dueños.

En la seguridad personal cuentan más las decisiones correctas

En el caso de las empresas, los cerrajeros asesoran siempre en los métodos electrónicos o automatizados, ya que estos no necesitan de ningún tipo de llaves, lo que elimina otro riesgo potencial.

En el caso de la seguridad, cuentan más las decisiones correctas que cualquier rebaja en el presupuesto de una cerradura. Lo barato casi siempre sale muy costoso.

Share this:

About Sofia Hernandez

Sofia Hernandez

  • Email